Continúa coyotaje

A pesar que las autoridades de Ticul han incrementado la vigilancia en la ciudad para atacar el problema de los enganchadores de calzado, estas personas también conocidas como “coyotes” se las ingenian para continuar la práctica.

Desde hace varios días aumentaron las quejas de personas que han sido víctimas de esta práctica, incluso hay quienes han subido a las redes sociales fotografías donde aparecen los enganchadores persiguiendo a los visitantes en busca de convencerlos para ir a ciertas zapaterías.

Quejosos como Gaspar Tun Aguilar consideran que las autoridades deben investigar cuáles son las zapaterías que fomentan esto para llamarles la atención, pues los enganchadores ponen en peligro a la gente.