Contrastes

Ayer, el Día del Maestro tuvo dos escenarios en Yucatán. Por una parte el gobernador Rolando Zapata galardonó al Maestro Distinguido 2018 en aplaudida ceremonia, mientras que profesores sindicalizados de los Colegios de Bachilleres exigieron que el Ejecutivo entregue completa su aportación presupuestal para la mejoría salarial de los trabajadores.

Durante la entrega del reconocimiento al Maestro y la develación de la placa alusiva con el nombre del profesor Enrique Yanuario Dionisio G. Ortíz Alonzo, el gobernador señaló que estamos en una época de retos que exige detectar e impulsar los talentos en los niños que inician su formación, pero también de reforzar los valores de lealtad, voluntad y solidaridad.

Zapata Bello calificó la labor magisterial como una profesión noble e indispensable para construir y sostener a la comunidad mediante la formación de mujeres y hombres de bien.

Mientras tanto en el local del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México (Sitem), ubicado en el barrio de San Cristobal, se ofreció una rueda de prensa en la que señalaron que el gobierno del Estado aporta menos del 50% que le corresponde asignar para la operación financiera del subsistema Cobay.

Eso impide que los trabajadores de los Cobay reciban sus sueldos y prestaciones como les corresponde.