Daños por Norte

Los vientos huracanados del sexto norte que azotó Progreso, causó daños a tres de los cinco tanques en construcción de la Terminal de Hidrocarburos, hicieron encallar en Chicxulub Puerto un barco pesquero y zarandearon en altamar a embarcaciones de la flota mayor.

El viernes en la noche, los vientos se intensificaron, ocasionando que se paralizaran las actividades marítimas, pesqueras, portuarias y terrestres.

También se vieron afectadas las actividades guadalupanas programadas. El gremio de Taxistas se demoró por la lluvia y no hubo la afluencia de gente que se vio en los años anteriores. Los puertos siguen cerrados a la navegación de embarcaciones menores y serían reabiertos el lunes por la mañana, pero la pesque seguirá suspendida.