Deficiente

La zona veraniega de Chelem y Chuburná se encuentra sucia debido a la basura regada en las calles. Los temporadistas señalan que la recolección no es eficiente y que la semana pasada pasaron apuros por el desabasto de agua potable en esa zona.

Los terrenos baldíos del lugar también son usados como basureros, pero el módulo de basura, a donde los temporadistas deben llevar sus desperdicios, está vacío.

A lo largo de la franja costera Chelem-Chuburná, tanto en las entradas de los predios, como en las esquinas de las calles hay montículos de basura y de acuerdo con Ricardo peraza Alpuche, afectado, no hay un servicio de recolección eficiente, lo que propicia que muchos depositen su basura en las calles o terrenos baldíos.

—Luego de que el servicio de agua potable se presta con deficiencia, pasan días sin que el líquido llegue a las tomas y no hay suficiente presión, la recolección de basura es otro problema y ojalá el próximo alcalde lo atienda y solicione—, dijo Roxana Valdéz.

Suspenden la pulpeada

A nueve días de haber iniciado la pulpeada, esta se suspendió a causa del mal tiempo, pues amaneció con cielo nublado, mar picado, con amenaza de lluvia y turbonada.

Debido al clima numerosos ribereños optaron por suspender la pesca de pulpo para no exponerse al tiempo.

Unos consideran que reanudarían la pesca hoy viernes, pero dependerá de cómo amanezca, pues si persiste el mal tiempo no saldrían a pescar por el riesgo de obtener baja captura.

Los pocos ribereños que salieron ayer a las 7:30 de la mañana retornaron antes del mediodía, pues las corrientes marinas no los dejaron trabajar, por lo que fue un día perdido para ellos.

De acuerdo con los reportes de la flota mayor, también la mayoría decidió suspender la pulpeada y esperar hasta que las condiciones atmosféricas mejoren.