En crisis

Elías Dájer Fadel, presidente de la Asociación Mexicana de Escuelas Particulares, consideró que hay una crisis en el sector educativo privado de Yucatán, lo que obliga al cierre de varios planteles. “Se está ahogando la educación”.

En los últimos tres años ya cerraron más de 30 colegios particulares debido a las cargas fiscales de las autoridades hacen y que no pueden soportar la administración de las instituciones. “Es un fracaso de la administración actual cuando se está desbaratando el esquema de la escuela privada en el estado”, expresó.

Además, agregó que hay una falta de sensibilidad de las autoridades educativas oficiales, ya que nos les brindan algún tipo de apoyo jurídico para hacer frente a los inconvenientes. “Le cobran más a las escuelas que a los giros negros”, apuntó Dájer.

También dijo que la agrupación que encabeza busca un acercamiento con los candidatos a la gubernatura para plantearles el problema que padecen y que conozcan la serie de propuestas que tienen para resolver la situación.

El director del colegio “Instituto Monte Libano” en relación con el inminente cierre del Centro Educativo Lourdes indicó que es muy posible que suceda, aunque sabe que la Arquidiócesis busca opciones para evitar llegar a ese punto.

De acuerdo con Dájer Fadel, existe un problema fundamental de amenaza seria a la seguridad del estado. Porque una de las razones por las cuales contamos con una tranquilidad es porque, a diferencia de otros estados, contamos con muchas escuelas de buena calidad. De las 60 escuelas que están calificadas con nivel de excelencia, 40 son particulares. Sin embargo, están desapareciendo.

“Si las mejores escuelas del estado están cerrando, entonces estamos abriendo la posibilidad de que tengamos inestabilidad e inseguridad”, advirtió.

¿Cuáles son las razones principales de que cierren las escuelas privadas?, preguntó el reportero.

Le han pegado una carga fiscal; le escuela paga mucho más, en términos de impuestos, que lo que se le cobra a otro rubro de la economía.

Recordó que en el 2014, el Congreso aprobó una modificación a la Ley de Impuestos sobre la Renta que gravó a las escuelas con el 35% de impuestos.

Además, agregó, luego de las reformas fiscales que se hicieron ya no se pueden deducir completamente lo que son los gastos de seguridad social.

Entonces, si ya no puedo deducir completamente mis costos de impuestos, obviamente mi pago y gravamen se van a ir para arriba.

“La población en general no se esteran de este tipo de movimientos fiscales que son difíciles de comprender porque tienden a ser muy técnicos”, subrayó.

—No se cobró el 15% de IVA a las colegiaturas porque la mayoría dela gente criticó esta medida, pero en lugar de esto se aumentó el 35% a las escuelas. Y las instituciones no pueden incrementar ese porcentaje en sus colegiaturas. Es imposible.Todas las escuelas tuvieron que absorber el 365% que la Secretaría de Hacienda estaba cobrando en impuestos.

A su vez, esto demuestra, según expuso, una insensibilidad de la importancia de la educación. No importa el quitar los recursos a las instituciones que dan los mejores resultados. “Hay una falta de interés en cuanto a la educación”; precisó el académico.

“Les están cargando la mayor cantidad de impuestos en instituciones que ninguna manera tienen ingresos para estar pagando”; añadió.