Exhortan

Por unanimidad el Congreso del Estado aprobó ayer un punto de acuerdo, para exhortar a los 106 municipios a modificar sus reglamentos de policía y buen gobierno, a fin de sancionar a quien cometa acoso callejero.

Al felicitar al diputado del PAN Víctor Merari Sánchez Roca por presentar este punto de acuerdo, y manifestar que la bancada del PRI lo apoyará, Felipe Cervera Herández coordinador priista expresó en la tribuna:

“El derecho de las mujeres a vestir y transitar por donde quieran y hacerlo con tranquilidad no puede estar supeditado a las costumbres culturales, la costumbre no es razón ni puede ser pretexto para acosar a una mujer”.

Al proponer el punto de acuerdo Sánchez Roca señaló que el acoso sexual callejero es una problemática que viven día a día las mujeres, jóvenes y niños en el Estado, al ser víctimas de comentarios indeseados, silbidos, miradas y otras acciones lascivas en lugares públicos. Por eso propuso que las reformas incluyan el arresto a los responsables y los sometan a cursos de conciencia social.

Para apoyar este punto de acuerdo Felipe Cervera Hernández expresó que muchas veces para justificar el acoso callejero se oyen frases como: ¿qué esperaba vistiéndose así? Si ya sabe que por aquí así es la gente para qué viene, caminando a esta hora, no busca hacer deporte, busca lucirse; y muchas frases más que rematan con: ella se lo buscó.

Por eso señaló que el chiflido, las frases ocasionales o de supuesta galantería, el exhibicionismo, los tocamientos no consentidos, nada de eso se puede seguir permitiendo.

El diputado consideró que falta mucho más por hacer, más allá de un punto de acuerdo y un exhorto, pero hoy dan un paso definitivo al fijar la postura de este Congreso del Estado, porque no pueden seguir permitiendo este tipo de comportamientos y qué sean tolerados por nuestra cultura.

Por su parte Víctor Merari expuso que por esa problemática las víctimas tienen que tomar medidas que las ayuden a sentirse seguras en su rutina diaria.

Opinó que el acoso callejero requiere ser sancionado de manera más severa para erradicar esa problemática.