Lluvia de estrellas

Un espectáculo celeste ya se puede disfrutar en estas noches de verano, particularmente por aquellos que están en la playa o quienes habitan en zonas con poca luz artificial, pues la lluvia de estrellas de las Perseidas está llegando a su pico de máximas precipitaciones, con entre 100 y 120 meteoritos por hora.

Quienes suelen pedir deseos al ver caer una estrella tienen en las Perseidas la oportunidad de soñar con ver cumplidos esos deseos o simplemente disfrutar de ver la precipitación de los meteoritos con sus ráfagas de luz brillante.

Desde el 25 de julio hasta el 24 de agosto se podrán ver los efectos de esta lluvia de estrellas, pero son los días 11, 12 y 13 de agosto cuando llega a su pico, es decir ocurre el máximo de precipitaciones que se estima entre 100 y 120 meteoritos por hora.

En la medida que se aleja de esas fechas decae la precipitación a entre 40 y 60 meteoros por hora.

Así lo señala, Eddie Salazar Gamboa, investigador del ITM, quien añade que las Perseidas también son conocidas como “lágrimas de San Lorenzo”, por la coincidencia con la fiesta patronal de este santo.

Puntualiza que desde las 10 de la noche y hasta al amanecer se puede observar la precipitación de los meteoritos al noreste de la bóveda celeste, y alrededor de las tres de la mañana, la caída de los meteoritos se verá prácticamente desde el cenit.

Este año, destaca que hay buenas condiciones para ver el fenómeno astronómico, pues el 11 de agosto hay luna nueva, es decir no hay luna, lo que hará más visible la caída de los meteoros.

Recuerda que esta lluvia de estrellas tiene su origen en el cometa Swift-Tuttle, que hasta donde se sabe se observó en el año 1862, y luego se fue, retornando en 1992.

Los restos de este cometa son los que precipitan a la Tierra.

Aunado a este fenómeno, Eddie Salazar, manifiesta que el 11 de agosto se registrará un eclipse de sol, pero no será visible en Yucatán, sino que únicamente se podrá ver en regiones que se encuentran más cercanos al hemisferio Norte, como Siberia y Rusia.

Este será el tercer eclipse de sol que se registre durante el año.