No es de su competencia

La Profeco Yucatán, según su delegado, José Antonio Nevárez Cervera, no atienden quejas relacionadas con daños a vehículos a consecuencia de gasolinas en mal estado o irregulares, ya que afirmó que es un asunto de carácter civil, que los propietarios afectados tendrían que denunciar con la secretaría de Energía o a un 01800.

Además, el funcionario federal indicó que la delegación a su cargo no atiende las reclamaciones de las estaciones de gasolinas que podrían dar litros incompletos, ya que es de competencia nacional, solo ven las quejas o denuncias de carácter comercial.

“Nosotros no metemos las manos en el tema metodológico de las gasolineras“, precisó.

Entonces, informó que durante 2017, según sus estadística, solo recibieron tres quejas en temas de gasolineras, pero por darles a los usuarios el cambio incompleto de sus pagos, o cobros indebidos; dos en Mérida y una en Kanasín.

En relación con las denuncias por las variaciones constantes de las tarifas de combustibles en las gasolinerías de Mérida y el Estado, dijo que tampoco tienen algún expediente abierto.

Lo que sí vemos en el estado, informó, es el tema del comportamiento comercial. Que tengan los precios a la vista, que éstos, que están en los anuncios, se respeten al momento de la venta del combustible, que den facturas, que no condicionen a la hora de entrar a una bomba.

En ese sentido, indicó que el año pasado hubieron tres casos; dos en Mérida y una en Kansín.