No respetó el alto

Una mañana de accidentes se registró ayer en el centro de Mérida, el saldo fue de 10 heridos y cuantiosos daños materiales.

Los percances generaron la movilización de los servicios de emergencia de la Policía Municipal de la ciudad. Lo curioso del caso es que en uno de los accidentes ambos conductores fueron responsables del percance, por lo cual tendrían que absorber sus daños.

Minutos antes de las 8 de la mañana, en el cruce de la 56 con 57, un empleado del Ayuntamiento de Mérida, quien se dirigía a sus labores, no respetó la luz roja del semáforo lo que ocasionó que su vehículo se impactara contra el costado derecho de un autobús de la ruta Pinos-Alemán. Como consecuencia del impacto, nueve personas que viajaban en el camión, resultaron golpeadas por lo cual se requirió la intervención de dos paramédicos de la Policía.

Los socorristas valoraron a los lesionados, sin embargo, solo dos requirieron una revisión más exhaustiva, los otros siete, luego de la valoración se retiraron por su propia voluntad.

El empleado municipal aceptó su responsabilidad. Los daños fueron cuantificados en cerca de 100,000 pesos, debido a que el Fiesta placas YKK-109-B, fue declarado como pérdida total.

Asimismo la aseguradora les dio pases médicos a las dos personas que requerían los servicios de un hospital.