Ocasionan

Visitantes de Playa del Carmen a bordo de una camioneta ocasionaron un choque tras no respetar el disco de alto de la calle 47 con 38 de la colonia San Juan, Valladolid, anteanoche, cerca de las 10.

Después de causar el accidente, uno de los ocupantes de la camioneta, aparentemente bajo efectos del alcohol, quería evadir su responsabilidad y estuvo a punto de armarse una gresca.

Cristian Castillo Sosa, de 26 años de edad, conducía el Volkswagen Caribe, color rojo, Placas ZAM-319-B, de Norte a Sur. Estaba acompañado de su novio y su mamá.

Conducía sobre la calle 38, en preferencia, cuanto el compacto fue chocado por la Honda Odyssey, color gris, placas URE-633-F, de Quintana Roo, que era conducida aparentemente por una mujer quien no se percató del alto de la calle 47.

En el hecho resultó lesionada la novia de Castillo Sosa, quien se golpeó la cabeza contra el tablero y el parabrisas del auto. Al lugar llegaron elementos municipales, quienes solicitaron una ambulancia de la misma corporación para valorar a ambas mujeres; la más joven fue valorada por los paramédicos, quienes dijeron que solo presentaba contusiones y una crisis nerviosa.

Pero los ocupantes de la camioneta lanzaron una serie de críticas hacia las mujeres, indicando que no tenían nada y solo estaban dramatizando.

Uno de ellos, en aparente estado de ebriedad, identificado como “Manuel”, se portó prepotente y presumía tener dinero para pagar los daños.

Al lugar llegó un representante del seguro del conductor responsable y de nueva cuenta se calentaron los ánimos.

En la escena apareció un tercer involucrado: el conductor de una vagoneta de transporte de turistas, quien detuvo su marcha en espera de que liberen la vía.

Al estacionar la unidad cerca de donde el operador de la grúa hacia maniobras para subir el compacto, la cuerda de acero de la grúa se soltó dejando caer el auto, y al intentar de nuevo subirlo, el auto se fue de reversa.

El chofer quiso detener el Caribe para evitar que choque contra vehículo, por lo que estuvo cerca de ser arrollado, no obstante no evitó que su unidad sufra daños en la salpicadera derecha.