Oficia

Momentos emotivos y significativos de la visita del Papa Juan Pablo II a Yucatán hace 25 años fueron recordados por el obispo auxiliar, Pedro Mena Díaz, quien ayer ofició una misa en la iglesia dedicada al hoy Santo, para recordar la histórica visita de su Santidad a la tierra del mayab.

Particularmente Mena Díaz, hizo referencia a los acontecimientos que tuvieron lugar en Xoclán, donde el Santo Padre ofició una misa multitudinaria, sitio en el que años después se erigió la iglesia que lleva el nombre de San Juan Pablo II.

Ahí, en ese espacio en el que cinco lustros atrás estuviera el Papa, el obispo auxiliar ofició la misa dominical ante decenas de feligreses.

Al recordar el momento, dijo que hay un sentimiento de agradecimiento hacia su Santidad por venir a traer la Palabra de Dios. Y mencionó la frase que se repitiera decenas de veces y que fuera creada por el Pbro. José Manuel Romero, quien fue después párroco de la iglesia de San Juan Pablo II: “Queremos que el Papa se quede en Yucatán”.

Señaló que el Santo Padre si se quedó en la entidad, en corazón y en espíritu.

Compartió que él estuvo cerca del Papa, ya que fue parte del equipo que estuvo a cargo de la preparación de la misa en Xoclán, y también fue uno de los ceremonieros en esa Eucaristía.

Exhortó, siguiendo el mensaje de Papa Juan Pablo II en esa visita, a “amar a los demás como Cristo nos ama”, pues la base de la evangelización ayer, hoy y siempre.

Como parte de las actividades con las que se celebraron 25 años de la visita papal, la parroquia recibió la visita, desde el 6 de agosto, y hasta la fecha, de los distintos párrocos y vicarios que han sido parte de la historia de la parroquia, así como también recibió a los tres obispos de Yucatán, pues el viernes se tuvo la presencia de Mons. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, arzobispo emérito.

Las actividades concluirán hoy lunes.