Pescador

La noticia del fallecimiento de un buzo pescador cimbró a ribereños que se encontraban ayer miércoles por la mañana en el muelle de La Caleta, a donde llevaron al hombre que murió descompresionado, y a vecinos de la comisaría de Chicxulub Puerto, donde el fallecido vivía con su familia, que no daba crédito al triste acontecimiento.

El infortunado pescador fue identificado como José Antonio Dzib Moguel de 34 años de edad, quien formaba parte de la tripulación “Reyli Moisés”, que tiene su base en La Caleta, de donde zarparon el martes a las 10 de la mañana.

A bordo del “Reyli Moisés” viajaban Dzib Moguel y tres pescadores más que, según indicaron, se dedican a la captura de mero y otras especies de escama por medio del buceo. Los cuatro solían permanecer dos días en alta mar para que saquen los gastos del consumo de gasolina.

De acuerdo con los compañeros de Dzib Moguel, conocido como “Bombo”, este estaba buceando durante la madrugada. Se sumergió alrededor de las 2:30 de la mañana a una profundidad de 13 brazas. Cuando emergió, le dijo a los pescadores que le dolían las rodillas y que se recostaría a descansar.

Se dispusieron a dormir, pues a las 8 reanudarían la pesca, pero como a las 4 de la madrugada “Bombo” comenzó a quejarse, dijo que le costaba trabajo respirar, presentaba síntomas de descompresión, así que de inmediato emprendieron el retorno a la costa.

La lancha ribereña se encontraba a 17 millas de distancia de la costa, así que arribaron a La Caleta a las 5:30 de la mañana, hora en que numerosos pulperos se alistaban para pescar.

Al atracar en el muelle, sus compañeros desembarcaron a “Bombo” para esperar la ambulancia, pero apenas habían avanzado 10 metros cuando el hombre se desplomó. Su cuerpo quedó tirado en la entrada del muelle, donde los paramédicos de la SSP certificaron el deceso.

Los pescadores comentaron que los paramédicos tardaron media hora en llegar y que por su tardanza murió el pescador. También dijeron que un pacotillero no lo quiso llevar en su auto al Centro de Salud, para no meterse en líos.

Los vecinos de Chicxulub se enteraron de la muerte de “Bombo” a las 7 de la mañana y enseguida acudieron a su casa para dar el pésame a su esposa.

El pescador dejó en la orfandad a dos menores de edad. El sepelio será hoy jueves después de misa de cuerpo presente que se oficiará a las 8 a.m. en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.