Poco avance

A marchas forzadas trabajan las constructoras Icon Peninsular y Proser en la construcción del edificio Villas de Transición del Hospital Psiquiátrico Yucatán, porque la obra la deben entregar para diciembre próximo, pero a simple vista se ve que no rebasa ni el 50% de la edificación.

Los responsables de las empresas se tiraron la “bolita” hace unos días con tal de no informar sobre los avances de la obra, la cual se edifica en un terreno del sur de la ciudad, casi al final de la Avenida 86, y cuya primera piedra colocó el gobernador Rolando Zapata en marzo pasado. Luego se supo que el avance real es del 35%.

El nuevo Psiquiátrico está a espaldas de otro edificio nuevo que al parecer ya está concluido, pero no funciona: el Banco de Alimentos.

Numerosos trabajadores de distintas ramas de la construcción dan cuerpo a lo que será Villas de Transición, pero ven muy difícil que la obra termine en diciembre, como establece el contrato. No hubo explicación del por qué aparentemente va atrasada la construcción, pero el ritmo de trabajo es continuo, no se ha detenido ni con el cambio de gobierno estatal.

Polémica

La construcción de este nuevo edificio dedicado al cuidado y tratamiento de la salud mental ni siquiera ha terminado y ya generó polémica al gobierno entrante de Mauricio Vila porque sin confirmación, Virginia González Torres, secretaria técnica del Consejo Nacional de Salud Mental (Consame) difundió el 3 de octubre pasado que el psiquiatra Arsenio Rosado Franco fue designado subdirector de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Yucatán. Y promovió un linchamiento periodístico contra el doctor Rosado Franco.

Virginia González acompañó al gobernador Zapata Bello en el “banderazo” de inicio de la obra y fue una de las oradoras del evento.

La Secretaría de Salud estatal ya afirmó que no ha nombrado al doctor Arsenio Rosado para ningún cargo en esta administración. Ni para la Subdirección de Salud Mental ni para el Hospital Psiquiátrico.

Villas de Transición del Hospital Psiquiátrico Yucatán inició su construcción el 14 de marzo pasado. Está ubicado a unos metros de los Hospitales Materno Infantil y de la Amistad Corea-México.