Rosa Adriana: Ni la primera ni la última a quien le compran vuelos costosos

La senadora yucateca Rosa Adriana Díaz Lizama dijo que no le compete el hecho de que la Cámara de Senadores haya pagado más de $325,000 por su pasaje de avión a Nueva Zelanda, en junio, “porque la decisión de comprar esos pasajes es responsabilidad del Senado”.

“No soy la primera ni la última a quien van a comprarle un vuelo así”, añadió en entrevistan sobre la información obtenida por la Unidad de Investigación Periodística de Diario de Yucatán sobre el derroche de recursos públicos en viajes de senadores a distintas partes del mundo para asistir a actividades por lo general de poca relevancia para el desarrollo del país.

“En realidad -apuntó la política yucateca-, no somos los senadores ni los grupos parlamentarios de la Cámara los que pagan los boletos. El Senado es el que los compra. Nosotros no intervenimos en nada en la compra de boletos”.

¿Pero no le parece que $325,000 por un pasaje aéreo es una cantidad extraordinariamente alta? ¿Era muy necesario acudir a esa reunión?, se le preguntó.

“Le repito que la compra de boletos es responsabilidad del Senado”, dijo.

Al preguntarle si le parece ético que los ciudadanos paguen, no solo a ella sino a otras legisladoras esa cantidad más viáticos, afirmó que tampoco es un tema de cuatro senadoras, sino de todo el Senado, porque todos los senadores tienen viajes internacionales.

Piden investigación

Los presidentes estatales del PAN y el PRD coincidieron ayer en que los precios de los pasajes para los senadores, son desorbitantes y se deberían investigar.

Alejandro Cuevas Mena dirifente estatal del PRD precisó que en su caso no hay senadores de su partido por Yucatán, pero como ex legislador federal considera desorbitantes los precios pagados.

“Son gastos desorbitantes, yo viajé al extranjero como diputado federal, pero nunca en primera clase y tampoco en hoteles de lujo. Los excesos no son buenos”, indicó.

Por su parte, Raúl Paz Alonzo presidente estatal del PAN, aclaró que no puede opinar mucho y a fondo, porque desconoce a qué actividades se dedicaban y otros detalles.

“Lo que si puedo decir, son dos cosas, primero que la compra de boletos no depende del legislador, sino de la administración del senado, y que sin duda hay que investigar estos convenios de la administración del senado con las agencias de viajes”, afirmó.