Sangriento

Los servicios de emergencia de Valladolid se movilizaron ayer, tras recibir el reporte de un hombre que se desangraba por un corte en la garganta.

El lesionado, que sólo se identificó como “Alberto”, originario de Carrillo puerto, trabajaba en una obra como albañil, cuando sufrió un corte que lo dejó al borde de la muerte.

Por motivos que no están del todo claro, el hombre sufrió una herida cortante en el cuello, sus compañeros aseguran que no hubo pelea alguna, de un momento a otro lo hallaron en el suelo herido y bañado en sangre.

Aseguran que el alcoholismo que padece le hace tener alucinaciones y una noche antes había estado gritando “¡Aluxes vengan por mí!”.

Los paramédicos que arribaron al lugar, tras revisarlo, comentaron que pro fortuna, el corte no llegó a la yugular, por lo que pudo salvar su vida. La policía de Valladolid ya están investigando el hecho, el cual aún es un misterio.