Sigue presente

La festividad por el 61o. aniversario luctuoso de Pedro Infante sucedió “A toda máquina”, tal como aquella canción que en 1947 compuso el cubano Antonio Matas y que el mismo Infante cantara con Luis Aguilar.

Aunque el cielo dio paso a la lluvia, los vecinos no dudaron en presentarse a la esquina de La Socorrito que, contrario a aquel trágico lunes 15 de abril de 1957, lució ayer como un santuario.

Como cada año, el avionazo en el que también perdieron la vida el capitán Víctor Manuel Vidal y el mecánico Marciano Bautista fue recordado por testigos que suelen darse cita en el lugar, entre ellas Ana Rosa Payán Cervera, quien hace 61 años vivía cerca de donde cayó la aeroplano.

“Lo recuerdo. Toda la gente gritando: ¡se murió Pedrito! Y yo no entendía bien qué pasaba, hasta que mi mamá me explicó”, rememora la política, quien este año no llegó a tiempo a la misa, debido a la lluvia, que hizo que la afluencia no fuera multitudinaria como en años anteriores.

La lluvia era tan fuerte, que el altar dispuesto en la tarima se tuvo que mover hacia el toldo en el lugar que ocupaban unas sillas que decían “reservado”.

La misa fue oficiada por el padre Raymundo Pérez Bojórquez.

Más actividades:

Tras la celebración y la posterior bendición del parque “Pedro Infante”, el segundo en Mérida con ese nombre, Luis Canto García, propietario de la casa donde hace 61 años cayó el avión, exhortó a los invitados especiales a subir a la tarima: Armando “El torito” Infante y su hermana Josefa.

Mientras los cantantes Daniel Medina, Doña Lola y Janni Rivera y los bailarines de Danza O’Hana esperaban a subir al escenario para interpretar las canciones de Pedro Infante, los integrantes del comité organizador repartieron tortas de cochinita a los asistentes.

Entrevistado a su llegada, Armando “El torito” Infante se dijo contento del cariño que la gente le sigue teniendo a su papá.

“Está a todo dar y estamos contentos de que haya mucha gente que todavía lo recuerda”, señaló el también cantante, quien —a pesar de que en noviembre sufrió una embolia— voló desde Los Ángeles para estar presente por decimoctavo año en el homenaje a su padre en “La Socorrito” y que este año, por azar del destino, evocó otro de los temas de Infante “Parece que va a llover”, y así fue.