Tras la pista del asesino

Un grupo de 10 agentes especializados en homicidios trabaja para esclarecer el crimen registrado en el fraccionamiento Villas de Oriente, Kanasín.

De acuerdo con algunas fuentes oficiales, se recuperaron huellas útiles y otros indicios con lo cual ya se tendría la identificación del presunto homicida.

Las fuentes indicaron que se trataría de un hombre de unos 30 años de edad.

Asimismo, se ocupó el celular de la víctima, de donde se obtuvo información útil para armar el rompecabezas y resolver el homicidio que causó conmoción en el conjunto habitacional.

Se averiguó que el ahora occiso trabajaba en un bar de mala reputación en las inmediaciones del mercado de San Benito, donde vestía como mujer y era mesero.

De acuerdos con fuentes de la Policía Estatal Investigadora, en los próximos días ya se tendría armada la carpeta para solicitar una orden de aprehensión. “Ya le estamos respirando en la nuca”, indicó la fuente.

Por lo pronto, desde ayer la seguridad en el fraccionamiento, el más grande de Kanasín, se encuentra a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública.

Las patrullas transitan en convoy y los elementos están equipados con armamento, cascos y escudos.