Vuelca pipa

Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), trabajaron por más de cinco horas para controlar la fuga de gas LP de una pipa que volcó ayer en la carretera Mérida-Celestún.

Más de 10 bomberos y personal de Siniestros y Rescates de la SSP laboraron desde cerca de las 9 de la mañana en el kilómetro 79 de la vía antes mencionada, en el enfriamiento de una pipa que, luego de volcar, se agrietó, causando alarma en mencionada carretera.

La pipa se dirigía al municipio de Celestún y a eso de las 9 a.m., el chofer que no se identificó perdió el control de la pipa.

El vehículo se salió primero por el costado derecho, el chofer intentó regresar al camino pero el peso de los 4 mil kilos de gas LP que llevaba hicieron que perdiera el control. Regresó a la carretera, atravesó al sentido contrario y se fue hacia el monte, donde derribó varios metros de selva hasta volcarse sobre su costado derecho.

Como pudo, el chofer salió de la unidad y por el temor a que la pipa estalle, solicitó el apoyo de las unidades de emergencia. Unidades de Hunucmá y de Mérida salieron hacia el lugar del accidente y los bomberos trabajaron para enfriar la pipa, hasta que, a eso de las 2 de la tarde, comenzó a caer la lluvia.

A eso de las 4 p.m., se cerró por completo la vía y una hora después la pipa pudo ser levantada por dos grúas. Una de ellas la trasladó al corralón.

El chofer recibió un pase médico y también fue trasladado a un hospital para una valoración, aunque apenas tuvo algunos golpes en el cuerpo.

Agentes federales llegaron al sitio y tomaron conocimiento del hecho.