Ya cuentan con permisos

A feliz término llegaron los propietarios de dos pequeños hoteles que afrontaron serios problemas por incumplimiento de las normas urbanas y de construcción, porque uno ya abrió al público y el otro está por finalizar la obra de construcción.

El caso más sonado de estas clausuras fue la del hotel que ya opera en la calle 62 entre 37 y 39 del Centro Histórico, porque su promotor, sostuvo prolongado pleito con la Dirección de Desarrollo Urbano, que lo clausuró una decena de veces, y el notario público Fernando Vales Tenreiro, cuya oficina está junto al nuevo hotel, que está abierto al público desde hace unos meses y cuenta con 63 habitaciones y ofrece a sus huéspedes una ceremonia maya en sus jardines.

El otro hotel pequeño que tuvo problemas es el que se construye a la entrada principal de la ex clínica T-1, “Licenciado Ignacio García Telles, del IMSS, en la colonia Industrial.

Este hotel, según informó el director de Desarrollo Urbano, Aref Karam Espósitos, recibió permiso de construcción para un edificio de dos niveles, pero sin autorización edificó cuatro, razón por la cual se clausuró durante varios meses hasta que subsanó todas las observaciones y se liberó nuevo permiso de construcción.

Ahora está en la fase final de construcción y pronto abrirá al público.