Ya están en recuperación

El empresario regiomontano Roberto Lozano Tamez y su hijo, se encuentran en franca recuperación en la Clínica de Mérida y Star Médica, luego de las graves lesiones sufridas por el ataque de un tigre de bengala en su rancho en el municipio de Baca.

Aunque ambos permanecen en el área de terapia intensiva, su estado de salud se reporta estable y con buenos pronósticos de recuperación.

Trascendió que los abogados de Lozano Taméz, promovieron un amparo ante la justicia federal para tratar de evitar que su cliente sea detenido cuando abandone el hospital, sin embargo, aún no hay una resolución.

Por su parte los felinos en los próximos días serían dados en custodia al Parque del Centenario.

En la Clínica de Mérida, permanecen agentes de la Fiscalía de Nuevo León y de la Policía Estatal Investigadora, esto con la finalidad de ejecutar una orden de aprehensión por homicidio calificado.

El incidente ocurrió a principios de semana cuando el hijo del empresario se metió a la jaula para tratar de tomarse una selfie, sin embargo, como estaba comiendo lo atacaron.

Al ver el ataque, Roberto Lozano, ingresó a la jaula y con la ayuda de un empleado logró rescatar a su hijo, sin embargo, él también terminó con serias lesiones.