Yucatán

La presencia de la Guardia Nacional y mayores recursos en participaciones federales para Yucatán y la salida de los “superdelegados” en materia de seguridad pública fueron los principales frutos de la reunión entre el gobernador, Mauricio Vila Dosal y el presidente, Andrés Manuel López Obrador durante el encuentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores en Palacio Nacional en días pasados.

En rueda de prensa en el edificio de la SSP, donde instaló el Grupo de Trabajo Multidisciplinario de Justicia, el gobernador destacó que el Presidente haya escuchado a los gobernadores sobre tres temas principales: seguridad, presupuesto y educación.

En el primer tema lo relevante fue la inconformidad de muchos gobernadores por la inclusión de civiles sin ninguna formación militar o policiaca, ni rango dentro de las reuniones de trabajo de coordinación de seguridad.

La Conago expuso al Presidente que tenía el derecho de organizar su gobierno como considere, pero era importante separar la política social de la seguridad porque en seguridad, no debe haber política y no debe de haber ningún tipo de colores. De manera franca, relató el gobernador, que el Presidente dijo que por petición de los gobernadores, los delegados de programas regionales o delegados estatales no fungirían como secretarios técnicos de las mesas de seguridad. Sólo verían los programas sociales.

Sobre la Guardia Nacional reveló que la Secretaría de la Defensa Nacional dividió aYucatán en dos regiones: Yucatán Uno lo integran los municipios de Mérida, Progreso, Ticul y Valladolid, que son los que estarán en la primera etapa de esta estrategia de combate a la inseguridad y es donde tendría presencia los nuevos agentes que surgirán de la fusión de la Policía Militar, Policía Naval y Policía Federal.

Por su parte, la otra región, Yucatán Dos se integrará más adelante porque la Guardia Nacional se extenderá en un plazo de 3 años. Iniciará sus operaciones con más de 100 regiones en territorio nacional y en 3 años llegaría a 200.