Confiesa que se sintió atacada

Amaia Montero confesó que durante 2018 fue muy criticada y atacada, tanto en la “prensa seria” como en redes sociales.

“Tuve un 2018 duro, del que no quiero hablar porque estamos en el 2019 y estoy encantada”, dijo la artista en Montevideo, donde subirá al escenario para hacer un recorrido por su carrera, que va desde el primer trabajo de su exgrupo, La Oreja de Van Gogh, “Dile al sol” (1998), hasta su reciente disco, “Nacidos para creer” (2018).

“Poca honestidad”

Pese a no querer abrir la caja de Pandora, la artista se quejó de que el año pasado sufrió mucho “acoso”, pues se le acusó de transformarse la cara, de engordar y de cantar alcoholizada durante un concierto.

“Cuanto más jodido (sic) pongas el titular más clics vas a tener”, señaló y resaltó que, en su opinión, la prensa tiene “muy poca honestidad y muy poca corroboración de lo que es verdad”.

En este sentido, explicó que algunos medios de comunicación la pusieron en el ojo del huracán basándose en tuits.

Aunque no señaló a qué entradas se refería, en septiembre pasado Amaia Montero publicó varios tuits polémicos.

Por un lado, tuiteó: “The game is over” (“el juego se ha acabado”, en español) y “Empezando a despedirme y empezando por el principio”, mensaje que dejaba entrever su fin profesional.

En otro tuit, señaló que su colega española Malú la llamó “gorda” en una entrevista. A raíz de estos incidentes, la vocalista, que consiguió vender cerca de un millón de copias del álbum debut de su antigua formación.