¿Cuáles son las opciones para financiarte unas vacaciones de ensueño?

¿Estás cansado de la rutina de siempre? ¿Quieres irte de vacaciones? Un viaje es algo que se recomienda hacer de vez en cuando para poder recargar las pilas. Pero, ¿cómo lo vas a pagar?

Afortunadamente existen varias maneras de poder financiar una parte de las vacaciones o su totalidad. Por ejemplo, puedes utilizar tus ahorros, la tarjeta de crédito o pedir un préstamo en línea. Cada una de estas tres opciones tiene unas características distintas. Es por eso que consideramos importante que las conozcas con detalle.

Tienes que elegir la que te ayude a cumplir tu meta sin olvidar cuidar tus finanzas, ya que no tiene sentido sobrendeudarse.

Una de los principales aspectos que debes tener en cuenta es la planificación. Debes tener en cuenta a dónde quieres viajar, cuándo lo harás, cuántos días estarás de vacaciones y cuál será el transporte que vas a utilizar. De esta manera puedes estimar cuánto dinero necesitarás.

Los ahorros

Una de las primeras opciones para poderte ir de vacaciones es que tengas una serie de ahorros para este objetivo. Uno de los problemas es que es difícil ahorrar en según que situaciones, ya que te pueden salir gastos imprevistos.

En otras ocasiones se acaba yendo de viaje de forma apresurada, por lo que al final se gasta más dinero del que se quería.

Una de las soluciones para poder ahorrar durante el viaje es que te elabores un presupuesto y hagas todas las compras que puedas de forma anticipada. El tener el presupuesto te ayudará a identificar y eliminar todos los gastos innecesarios que no te generen un beneficio real y destinar el dinero a objetivos que sí te ilusionen.

De esta manera podrás reducir los gastos de forma drástica sin que afecte en absoluto tu estilo de vida. Lo mejor es ahorrar en pequeños gastos que no te aportan nada.

Otra forma de ahorrar más es intentar aumentar tus ingresos. Una de las formas de conseguirlo es haciendo alguna inversión. Lo bueno es que existen muchos tipos de inversiones, desde algunas que te pueden reportar beneficios a corto plazo (aunque las pérdidas también pueden ser muy elevadas), a otros donde puedes conseguir ganancias a largo plazo. Dependiendo del nivel de riesgo que quieras asumir, te interesará más un tipo que otro para invertir.

Volviendo un poco al principio, la importancia de tener un presupuesto para el viaje es que te ayudará a controlar los gastos. De esta manera no dejes que todo salte por los aires y ten controlado todas las entradas y salidas de dinero que tengas. Para no estar todo el día apuntando lo que ingresas y gastas, puedes echar mano de aplicaciones que hacen este trabajo por ti. Lo importante es disfrutar al máximo de tus vacaciones.

Las tarjetas de crédito

Otra de las opciones que tienes es la de aprovechar las tarjetas de crédito. A veces estas ofrecen promociones de meses sin intereses. De esta manera evitas desembolsar mucho dinero de golpe y tienes un mejor flujo de efectivo. Eso sí, tienes que asegurarte de que podrás cumplir con los tiempos de pago para no generar intereses.

Hay otro tipo de tarjetas que ofrecen ciertos beneficios para que te vayas de viaje como descuentos con aerolíneas, hoteles, acceso a salas VIP de aeropuertos y ventas especiales. Estas tarjetas están diseñadas para personas que viajan con frecuencia y tienen unos 5 vuelos internacionales al año.

Y, por último, hay unas tarjetas que otorgan puntos cuando adquieres vuelos. Si vuelas mucho, tiene sentido utilizarlas, ya que a la larga puedes conseguir vuelos a muy buen precio o hasta gratis.

Los préstamos

Un préstamo personal te puede ayudar a financiar no solo viajes, sino otras muchas cosas como pagar tus estudios o algún imprevisto que puedas tener. Siempre te recomendamos que utilices una entidad fiable y segura para pedir tus préstamos. No te dejes engañar con ofertas o promociones dudosas.

Siempre debes tener presente tu capacidad de pago. Por eso piensa y analiza el dinero que puedes pagar mes a mes. Si ves que no podrás afrontar las deudas, la mejor decisión es que pospongas el viaje para cuando tengas una situación financiera más estable.

En la actualidad existen diferentes formas de conseguir la financiación que necesitas. Compara las opciones que hay en entidades prestamistas e instituciones financieras. Revisa el tiempo en qué podrás liquidar la deuda y el costo total del crédito.

Uno de los modelos de préstamos que existen son los denominados P2P. Estos consisten en personas que prestan dinero a otras a través de plataformas en línea.  Una de las principales ventajas es que toda la gente que otorgue préstamos obtiene atractivos rendimientos. Además, los intermediarios solo cobran una determinada comisión. Por ejemplo, si tienes un pequeño ahorro puedes prestar y conseguir así rendimientos inmediatos para alcanzar tu meta financiera sin la necesidad de endeudarte.

Cómo viajar barato

Una de las opciones que tienes para viajar sin gastarte mucho dinero es Airbnb. En esta página puedes rentar viviendas o habitaciones. Es una plataforma muy popular porque proporciona beneficios financieros. Los huéspedes consiguen un alojamiento que es de buena calidad en ubicaciones excelentes a un precio accesible si se compara con un hotel.

Airbnb tiene presencia en 190 países y ofrece alojamiento en más de 34.000 ciudades. Lo único que debes hacer es ingresar en la búsqueda el destino a dónde quieres ir y los días que vas a estar. De esta manera, descubrirás las opciones que existen para quedarte en casi cualquier parte del mundo.

Si lo que buscas es economizar al máximo tu viaje, otra buena opción son los hostales. Aparte de contar con una cama a un muy buen precio, alojarte en un hostal puede servirte para socializar con personas locales o extranjeras a quienes les gusta viajar como ti.

La última opción que te presentamos es la más barata de todas, ya que es gratis. En verdad no es solo una, sino que existen varias. Una de las más populares es Couchsurfing. Es una página web muy parecida a una red social. Está diseñada para conectar a gente de todo el mundo. Aparte de conocer a alguien, puedes hospedarte en casa de gente. No hace falta que les pagues nada, ya que lo que buscan estas personas es conocer a gente nueva y enseñarles su ciudad.

Por otra parte, puedes viajar haciendo un voluntariado. Elige el trabajo que quieres hacer y el destino que más te interesa. Trabaja en medio ambiente, educación infantil o construye viviendas para los más desfavorecidos.

Otra buena opción es convertirte en Au Pair y viajar por el extranjero en una familia de acogida. Si lo consigues, tendrás que ayudar con las tareas domésticas y el cuidado de los niños de la familia.

Por último, te presentamos el Home Swapping. En este optas por pasar un determinado tiempo en casa de algún extranjero mientras él o ella lo pasan en tu casa. Una nueva forma para descubrir nuevos lugares.