Derriba

El conductor de un auto “fantasma” hizo de las suyas durante la madrugada de ayer, al parecer bajó los efectos del alcohol chocó con un poste de madera propiedad de Teléfonos de México, el cual quedó colgado.

Tremendo susto se llevaron vecinos del barrio de Konchén, Calkiní, cuando un ebrio conductor dormitó y se estampó contra un poste de madera, el cual quebró y quedó colgado.

Después de lo ocurrido el conductor se retiró del lugar dejando solo una mancha de aceite.

Al lugar llegaron elementos policíacos quienes fueron avisados por los mismos vecinos que salieron al ver lo ocurrido y se toparon con el poste de madera que atravesaba la vialidad de la calle 23 entre 22 y 24 del barrio antes mencionado.

Así mismo, en el lugar quedó parte de un retrovisor, al parecer de un auto o camioneta.