Piden invalidar una venta

Ejidatarios de la comisaría de Molas defienden, en juicio agrario, 925 hectáreas de la Reserva Ecológica de Cuxtal que hace 13 años vendió el excomisario Alejandro Cruz Mota al presunto especulador de tierras Antonino Almazán Arteaga.

Después de seis prórrogas desde 2013, el Tribunal Unitario Agrario (TUA) número 34, con sede en Mérida, citó a las partes a una nueva audiencia para ayer.

José Isauro Ku Sosa, quien encabeza esta lucha jurídica, dijo que ahora sí espera que el tribunal dicte sentencia favorable para los ejidatarios porque el juicio ya lleva mucho tiempo.

A su decir, con el Decreto de la Reserva Ecológica Cuxtal se demostró que no se pueden vender tierras de ese lugar; por tanto, el TUA debe anular la asamblea donde se autorizó la venta.

También recordó que la venta de tierras de Cuxtal se hizo en 2006, el supuesto especulador pagó 50 centavos por metro cuadrado; es decir, a $5,000 la hectárea.

Según refirió, en esta operación participaron varios funcionarios del Registro Agrario Nacional (RAN), Procuraduría Agraria y un notario público de apellido Gamboa Gamboa.

Incluso el entonces delegado del RAN en Yucatán, Carlos Briceño Ramírez, habría expedido y firmado los títulos de parcela, contra lo que indican el decreto y la ley agraria.

También hizo un llamado al Ayuntamiento de Mérida para que coadyuve a defender esas hectáreas, que pague a los pobladores para que mantengan y cuiden la reserva.

Asimismo, pidió que se nieguen permisos de construcción de viviendas o de cualquier tipo porque Cuxtal es el único pulmón verde saludable que produce agua de buena calidad.

Consideró que hay una violación del decreto de 1993 cuando se creó la reserva.

Aunque los ejidatarios recibieron dinero y firmaron la venta, dijo, debe anularse la operación porque se realizó mediante irregularidades.