Superior

Hablar de reciclaje, de las complicaciones del efecto invernadero o de la contaminación es algo común, pero hacerlo una realidad es algo que muy poca gente hace, salvo en Kesté donde la mentalidad de conservación es “superior”.

Aunque usted no lo crea, en la escuela Primaria El Quetzal, desde el más pequeño al más grande colaboran activamente con el ambiente, evitando el desecho de materiales como el plástico, papel, cartón, aluminio, vidrio y un montón de cosas que han convertido en sillas, motos, maceteros, juegos didácticos e incluso en tecnología aplicada con la construcción de un techado a base de botellas de refrescos. Por si fuera poco, el director Franco Couoh Huchín indicó que en el recreo sigue la diversión, pues los maestros realizan juegos que mensualmente van cambiando a base de materiales reciclables, con el fin de evitar accidentes en el receso, ¿qué tal?